Piedras duras

 

mjuy

 

Es cierto que resulta extraño que, en épocas anteriores a la invención del acero, se pudiesen labrar piedras duras con la perfección de algunos monumentos que han llegado hasta nosotros. Como no entendemos de qué modo pudieron hacerse, se dispara la imaginación de unos cuantos y se lo atribuyen a seres extraterrestres que estuvieron aquí de canteros, seguramente aburridos de las actividades en sus planetas. Al misterio con la estupidez, algo muy humano.

*

El secreto de vivir en soledad con un mínimo de dolor es conseguir que, imaginariamente, el mayor número de personas comparta tus inquietudes, tus ilusiones. Vivir a solas es un truco, lejos de enredos, y sólo consiste en ordenar bien los silencios. El resto es neurosis o, aún peor, leyenda interesada.

*

No deberíamos olvidar que Voluptas es la hija favorita de Psique.

*

Nuestra percepción de los demás suele ser errónea debido a una avalancha de detalles que confunden la biografía ajena. Resulta imposible llegar a conocer bien -así lo denominamos- a otra persona.

*

Cuando se escribe acerca de uno mismo no se puede efectuar el distanciamiento creativo. Los detalles aparecen en bruto, presentados como cosas en sí, objetivados erróneamente. En tal sentido todas las memorias son parodias presentadas del modo más creíble, según el talento del escritor. Lo más habitual -y asqueante- es que el narrador salga embellecido, pintado con tintas amables. Aunque también se juega a lo contrario, hacer pintura de sí mismo al modo de las pinturas negras de Goya.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *